El costo del seguro de vida dependerá de la edad con la que se realiza la compra y este permanecerá igual durante los años que dure el plan adquirido. Tenemos dos tipos de planes para los seguros de vida, los planes temporales y los planes con ahorro.

Los planes de vida con ahorro tienen la particularidad que parte de la prima que se paga va a un fondo de ahorro de inversión, dividido en tres portafolios de inversión a elegir según tu perfil de riesgo.  Este fondo puede ser rescatado cuando terminen los años pactados del plan o, según las condiciones, podrías interrumpir el periodo pactado y recuperar parte de lo pagado. Mientras que en el temporal el costo de la prima no genera ahorro, por lo tanto, no se devuelve al asegurado. Estos seguros también pueden incluir coberturas por invalidez parcial o total y permanente, indemnización adicional por muerte accidental y exoneración de pago de primas.

En el mercado existen planes flexibles que te otorgan no solo cobertura por fallecimiento e invalidez total y permanente, sino que también coberturas por enfermedades graves, renta hospitalaria, indemnización por cirugía y sepelio. Existe la posibilidad de incluir en el mismo seguro a tu cónyuge o, si deseas tener mayor cobertura o endosarlo a un banco por la compra de un bien,  aumentar la suma asegurada.

REQUISITOS:


0 Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *